Comer sano en el embarazo te ayudará a cuidar tu salud, tener un bebé saludable, evitar un aumento exagerado de peso y reducir el riesgo de algunas complicaciones. Todo lo que comes llega al cuerpo del bebé a través de la placenta.

 

  • Consumir una variedad de frutas y vegetales frescos ayudará a que el bebé acepte estos alimentos cuando sean introducidos en su alimentación. 

  • Evita comer alimentos altos en grasa, azúcares y sal.

  • El consumo de sodas, jugos, refrescos o bebidas azucaradas contribuye a una excesiva ganancia de peso durante el embarazo y predispone al niño a que prefiera los dulces en su alimentación. 

  • Tu obstetra te indicará el aumento de peso recomendado según tu peso al comienzo del embarazo. Es importante que sigas las recomendaciones de tu obstetra. 

¿Cuáles son los beneficios de comer sano?

 

  • La nutrición balanceada ayuda a que mantengas un peso adecuado y a reducir el riesgo de algunas complicaciones, como por ejemplo, diabetes, alta presión, anemia, entre otras.

  • Aumentas la probabilidad de tener un bebé saludable.